Kill me, Heal me ¿el patito feo del drama?


Había una vez un drama que al principio rechazaban porque era distinto…

Ya hace más de un mes que «Kill me, Heal me» concluyó su emisión, y todavía los fans andamos por las redes reponiéndonos del síndrome de abstinencia.

Un drama que inició con un índice bajo de audiencia, que fue rechazado por actores estrellas y que, ante la presión del cronograma de producción, optó por repetir protagonistas: una pareja, que si bien había demostrado gran química en el 2013, podría no resultar para los fans, por aquello de que segundas partes…  Como si no fuera suficiente, el fantasma del plagio rondó las primeras semanas, debido a declaraciones apuradas del escritor de otro drama, justamente el que ahora contaba con la presencia del primer actor estrella que rechazo KMHM.

Sí, tenía mucho viento en contra.  Mas como dijo alguien sabio, los cometas se levantan contra el viento y no a favor de él. Semana a semana, la calidad de guión, las actuaciones vibrantes, la magnífica banda sonora, fue conquistando a la audiencia por sobre las dificultades de la premura y la complejidad técnica.

El patito feo del drama pronto desplegó sus alas de cisne.  Y KMHM anidó para siempre en el corazón de los fans de los k-dramas. Quizás es pronto para llamarle clásico. Pero no es tarde para verlo conquistar los escenarios de los premios de la MBC del 2015, y probablemente mucho más allá.

Por todo lo que nos ha dejado, incluida la nostalgia y la abstinencia…

KAMSAHAMNIDA, KILL ME, HEAL ME!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s