Trastornos Sensoperceptuales…(IV) Final


VI-La prosopagnosia, más allá de lo sensoperceptual.

Las investigaciones sobre prosopagnosia plantean una prevalencia de un 3% de esta agnosia específica para reconocer, memorizar y /o recordar los rostros de las personas, en la población estudiada.

Aunque se describió primeramente en las personas con traumatismo o lesiones cerebrales (tumorales o vasculares) en áreas occipito temporales del hemisferio dominante, o  bilaterarles, hoy  se conoce que también existe como una condición congénita, variante evolutiva o desarrollada. Un estudio realizado en la Emory University, en Atlanta, en conjunto con universidades europeas, reveló que la oxitocina, hormona relacionada con el amor filial y de pareja, también tendría que ver con el reconocimiento de rostros. Alteraciones en el mecanismo de la oxitocina podrían estar en la base de la prosopagnosia evolutiva.

El antagonista de este drama, ese temido, sexy y sofisticado chef Kwon Jae Hee, encarnado por Namgoong Min, es un asesino serial que padece de prosopagnosia. La incapacidad para diferenciar los rostros está en el núcleo del conflicto dramático, ya que esta condición es la que lleva a asesinar a la persona equivocada y permite avanzar la historia.

La prosopagnosia, ceguera para rostros o agnosia para las caras (del griego, prosopon que significa cara, y agnosia, ausencia de conocimiento), se puede presentar a distintos niveles. Desde lo perceptual hasta lo asociativo. Es decir, desde que captar la imagen de rostro sea imposible (en los casos más severos no percibe los rasgos de una cara, ni siquiera puede reconocer su rostro en el espejo) en la prosopagnosia aperceptiva; hasta que el individuo lo capta pero no puede recordarlo cuando no está presente la cara de la persona; en otros casos le es imposible discriminar una cara entre rostros conocidos o desconocidos (prosopagnosia asociativa).

SC-IV-1_prosopagnosiaSC-IV-prosopagnosia3

La incapacidad para reconocer los rostros es un trastorno que se da de forma evolutiva mucho más de lo que se registraba clínicamente hace unos años. Sin embargo, en esta serie, sin importar su nivel educacional, todo el mundo conoce el trastorno como si lo enseñaran en alguna materia de la enseñanza primaria en Corea. Es cierto, no es tan raro, pero tampoco es como el asma o la diabetes, ni siquiera el autismo.

«El término prospagnosia fue introducido por Joachim Bodamer en 1947, para describir el caso clínico de un paciente de 24 años que tenía una herida de bala en la cabeza. Este paciente había perdido su capacidad para reconocer las caras de familiares y amigos, incluso era incapaz de reconocer su propio rostro al mirarse en un espejo; sin embargo, conservaba la capacidad de identificar a las personas a través de otras vías perceptivas, como el tacto o la voz, o a través de otras características específicas, como la forma de caminar.»

R. García-García , L.J. Cacho-Gutiérrez.

Supusimos que Kwon tendrían una prosopagonosia de tipo congénito o evolutivo, y dada la representación audiovisual del tipo asociativo (específicamente asociativo-discriminativo), al no mencionarse ningun evento traumático o lesión que pudiera producirla.

Sin embargo, en el capítulo 14 el diálogo entre la Teniente Yeom y el chef Kwon hacen explícita la intención de darle, una vez más, una causa psicológica al problema: de forma “voluntaria” el asesino empezó a dejar de ver las caras y a reconocerlas cuando empezó a liquidar personas. De ahí que se presenta como un trastorno de conversión ante la frustración del Sr. Kwon por haber sido abusado en el pasado.

SC-IV-2_prosopagnosia

» Teniente Yeom: No tenía prosopagnosia desde el principio. Fue abusado por la gente. Cuando empezó a temer a las personas obtuvo el desorden de reconocimiento facial.

Chef Kwon: Anotación.

Teniente Yeom: Su cerebro rehúsa ver las caras de las personas.

Chef Kwon: Anotación, de nuevo.

Teniente Yeom: Cuando descubrió que tenía el deseo de matar personas en lugar del rostro de esa persona decidió ver su vida.

Chef Kwon: Tres anotaciones al hilo.

Teniente Yeom: Pero, eso es altamente delirante.»

Y uno de los trastornos conversivos más insólitos, Teniente Yeom, pero que le vamos a hacer, así son los dramas. Más que improbable, pero, no imposible.

Por lo demás, este recurso dramático me pareció excelente en su representación visual.

Cierto es que para que funcionara, tuvieron que subestimar la capacidad de la persona con prosopagnosia, ya que no solo la voz sino muchas otras cualidades físicas como el tamaño, la forma del cuerpo, la texturas del pelo, la forma de caminar, ropas, etc…son empleadas para identificar acertadamente a otros. Un personaje con la inteligencia y perspicacia de Kwon habría desarrollado estos mecanismos con mucha más destreza que lo que el drama acepta para que hacer funcionar la historia.

No obstante, la representación de la prosopagnosia asociativa fue uno de los elementos que causa mayor aprensión en esta historia, y un gran acierto como recurso del suspense. Cumplió con el cometido que se le asignó en el drama, aunque un mejor abordaje clínico podría haber ofrecido muchísimo más.

 

¿Superpoder y trastornos conversivos, al final?

Pues, debo aceptar que sí, que al final, de alteraciones sensoperceptuales de causa neurológica hay muy poco en estos personajes.

La sinestesia se manifiesta en más ocasiones como superpoder que como condición sensoperceptiva.

Los trastornos del detective Choi y la prosopagnosia del chef Kwon son trastornos disociativos, histerias de conversión, o lo que ahora llamamos Trastornos disociativos de la motilidad voluntaria y de la sensibilidad. (F44.4, F44.7 CIE ) o Trastorno conversivo no especificado, respectivamente. Es decir entidades neuropsiquiátricas y no síndromes o trastornos neuropsicológicos.

De todos modos, una vez más, insisto en que la historia manda…hasta donde el espectador acepte.

 

Sitios para profundizar la información sobre las alteraciones sensoperceptuales mencionadas y de donde hemos tomado información para esta entrada.

García-García a, L.J. Cacho-Gutiérrez, Prosopagnosia: ¿entidad única o múltiple? En: http://www.neurologia.com/pdf/Web/3807/q070682.pdf

Prosopagnosia: ¿Quién es quién? En: http://www.neurorhb.com/blog-dano-cerebral/prosopagnosia-quien-es-quien/

Broche Pérez. Y; Cárdenas Rodríguez. R,  De la percepción de rostros a la prosopagnosia: teoría e investigación. En: http://www.psiquiatria.com/psicologia/neuropsicologia/de-la-percepcion-de-rostros-a-la-prosopagnosia-teoria-e-investigacion/

Gimeno Alava, A.  La asimbolia al dolor.  En:  http://www.bvsde.paho.org/documentosdigitales/bvsde/texcom/revneuropsiquiatr/1959/AGimeno.pdf

Méndez Garcia. et al. Síndrome de insuficiencia congénita al dolor: una enfermedad rara. En: http://www.revcmpinar.sld.cu/bol-mgi/bol-mgi91/bol-mgi917.html

Bouñoso García, M. Psicología y psicopatología de la sensopercepción. En: http://www.unioviedo.es/psiquiatria/docencia/material/PSICOLOGIAMEDICA/2010-11/6PM-PERCEP.pdf

Melero, H. Sinestesia ¿cognición corporeizada? En: http://www.daysyn.com/Melero_2013.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s