LECCIONES QUE JEALOUSY INCARNATE NOS DEJÓ


Independientemente de si me gustó o no me gustó el tratamiento que le dieron al guion y la gran cantidad de historias que, a mi parecer escondieron la gran historia entre Na Ri y Hwa Shin, Jealousy Incarnate, dejó valiosísimas lecciones que creo que se pueden resaltar.

1.- A LOS HOMBRES TAMBIÉN LES DA CÁNCER DE MAMÁ… Y EL MACHISMO LES AFECTA TANTO COMO A NOSOTRAS.

Me encanta la manera en que la guionista Seo Sook Hyang utiliza los estereotipos de género para darle interesantes giros a sus historias y características a sus personajes.
Hwa Shin, interpretado brutalmente por Jo Jung Suk, es un hombre machista a quien le da cáncer de mama. De esta manera se da cuenta cuán indefenso puede llegar a ser un hombre y duda ser capaz de ser suficiente para una mujer.

Aunque a mi gusto en imágenes no se logró trasmitir el dolor de un paciente de cáncer, (al menos para quien hemos vivido a lado de uno es una burla que las radiaciones no le hayan tumbado un pelo ni le hayan sacado una ojera) Jung Suk lo logró a través de sus actuaciones.

ji2Y es que trabajó un proceso interno que nos fue trasmitido a todos.
Era un hombre que tenía que ir a un hospital de entrada para mujeres, donde todo estaba pensado para ellas, inclusive las batas para estar internado eran rosas, las sábanas, las camas y los biombos que las separaban.

Pero lo más triste es que los aparatos estaban diseñados para ellas y que era un tema tabú para la sociedad.

Sin duda una escena realmente impactante es cuando entra a la sala de mastografía y la técnica lo trata como una broma. Su sarcasmo es mal disimulado, aún cuando se trata de una persona estudiada que trata con enfermos. Después viene el dolor de una mastografía.

En un principio, su negación al cáncer de mama, admito me pareció un chiste, dije muchas veces «es un periodista, los periodistas saben que a los hombres les da cáncer, vaya mi ex jefe del periódico en que trabajaba siempre decía que ellos también se tenían que checar». Pero Hwa Shin era un macho a quien le costaba admitir que en muchos aspectos, un hombre no es distinto a una mujer.

2.- LOS MACHOS SON LOS QUE MÁS NECESITAN DE UNA MUJER
Hwa Shin tenía 36 años y aunque había pasado un tiempo razonable fuera de casa no sabía cocinar nada saludable que no fuera ramen y estaba a expensas de su madre. Vi una escena en la que después de que Na Ri le ayudaba en algo, llegaba su madre a dejarle comida y kimchi en su refrigerador,¡sí en el refrigerador del departamento de un hombre soltero de 36 años!

Eso si nos olvidamos de que Na Ri fue la responsable de su tratamiento contra el cáncer, incluso el hospital la tenía registrada a ella como paciente, cuando laboral y socialmente, era ella la más desprotegida, debido a la naturaleza de su trabajo y la forma en que vivía.

Sin embargo Hwa Shin necesitaba de su madre, incluso cuando hacía hasta lo imposible por deshacerse de ella y necesitaba de Na Ri. Y no, necesitar de alguien no está mal, lo que está mal es negar que se necesita de esa persona y no reconocérselo.

3.- A VECES SOMOS REALMENTE BUENOS EN ALGO QUE NO VALORAMOS COMO SE DEBIERA.

Ahora hablemos de Na Ri. Admito que Gong Hyo Jin fue un factor para que viera este drama. No se discute la figura que es y el papel de Na Ri se escuchaba bastante atractivo: una chica que da el clima… ¿una chica del clima de más de 30? ¿Gong Hyo Jin? Salté.

El concepto de chica del clima al parecer es el mismo aquí y en china, pero creo que hay responsabilidad en las mujeres. En la medida en que permitan objetualizarse, será el valor de su trabajo.

ji5

Ser la chica del clima no está mal, siempre y cuando seas buena, pero Na Ri no lo veía así. Para ella ser la chica del clima representaba algo que no quería y que hacía para permanecer en un lugar en el que también sentía que no la tomaban en serio. No estaba del todo equivocada, sin embargo sí era su responsabilidad hacer que la gente la respetara por quien era.

Acceder a cosas como las prótesis para trasero, no es algo tan dignificante y si Na Ri no fuera propensa a padecer cáncer de mama, quizás también hubiera hecho el esfuerzo por costearse silicona en los senos.

Na Ri era molesta para muchas mujeres. Incluso para mí, ver que me identificaba con muchas de sus acciones resultó chocante. Llegué a odiar que fuera una de mis actrices favoritas quien interpretara ese papel, parecía que me hablaba a mí en segunda persona, sobre todo cuando de un giro, nos damos cuenta que ella no era tan mala.

Cuando llega a ser presentadora, comienza a valorar su antiguo trabajo. Ser la presentadora del clima no es malo si lo haces bien. Está en ti que tu trabajo sea un chiste o sea en serio, en como te vendes y en cómo te valoras.

Na Ri era talentosa, muy talentosa. Si hacía viento daba el clima desde la azotea del canal. Si daba los niveles de contaminación, lo hacía en plena calle, si llovía salía a trasmitir desde la lluvia, ¡era creativa!, pero no lo valoraba.

Al final esa creatividad y creer en ella salvan sus planes de boda y le permiten percibir un salario más alto, aún estando en el mismo puesto y posición jerárquica «por tu experiencia y tus habilidades hemos decidido aumentarte el sueldo», quizás sea una de las frases más bonitas que escucharemos en un drama que se le dicen a una mujer. Pero ella también pone de su parte al decir «quiero que se me reconozca como una experta en el clima».

Pero hay algo que quizás nos va a terminar de hacer ruido y que no había tomado en cuenta y viene otra vez a ser el juego de los roles de género de Seo Sook Hyang: el primero que reconoce que el clima es una noticia es Hwa Shin. En una escena se enoja con el jefe y le cuestiona si acaso dar el clima no es reportear, ya que ella tiene que monitorear al meteorólogo de Corea y estar al pendiente de las predicciones. Entonces para un hombre eso es trabajar y hubiera cobrado más desde un principio, en cambio una mujer no ve como un trabajo venido a menos.

4.- NADIE SABE LO QUE TIENE HASTA QUE LO VE PERDIDO
Esto se parece un poco a lo anterior, sin embargo es más en el plano emocional. Lo que desencadena la historia es que Jung Won el mejor amigo de Hwa Shin, comience a salir con Na Ri.

Na Ri era una chica que por tres años estuvo enamorada, pero no fue correspondida. A Hwa Shin no le resultaba indiferente, pero era un hombre con muchos miedos, al compromiso a mostrar sus sentimientos, etcétera.

ji45.- LA GENTE PUEDE CAMBIAR Y EL AMOR SE CONOCE EN LAS DESGRACIAS
Al final Na Ri y Hwa Shin, van de un punto A a un punto Z. A través de lo que viven juntos son capaces de deshacerse ambos de sus miedos e inseguridades. No fue hasta que Hwa Shin decide cortar con su trabajo cuando Na Ri saca las garras y exige una mejora laboral, de otra manera, ¿cómo van a sobrevivir como matrimonio?

Hwa Shin se deshace del macho que es y cuando Jung Won le propone a Na Ri ser una esposa de aparador, le reta preguntándole si acaso le preocupa la vida profesional de su futura esposa, si no se preocupa por los sueños que ella ha construido a lo largo de los años y lo feliz o triste que puede ser si deja su trabajo. Y en verdad este es el diálogo dicho por un galán de drama más romántico que he escuchado. Sobre todo en estas últimas semanas en que me cuestiono tanto por qué muchos hombres esperan ser el centro de la relación matrimonial.

2 comentarios sobre “LECCIONES QUE JEALOUSY INCARNATE NOS DEJÓ

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s