K-drama y webtoon… de tendencias y de-cadencias.


Introducción con aclaración necesaria.

He dudado si este artículo debería estar en la sección de Script Doctor, o en el Blog de Dramafilias. Al ser una opinión bastante personal debería estar en este último, pero como el contenido compete esencialmente al proceso de adaptación de un formato a otro, entonces decidí que, a pesar de ser un articulo de impresiones más que de hallazgos, iría en esta sección.

Cuando escribo artículos o doy conferencias para otros contextos (como el mundo de la ciencia ficción donde me he movido por años) siempre me declaro en primer lugar una fan, aquellos que he ido aprendiendo me hace más o menos capacitada en uno u otro tema, un poco acafan, pero nunca una académica. Hago esta declaración de principios, al principio, porque no estoy hablando desde el canon, ni desde el sillón del pro… sino desde la posición de una sencilla y tácita espectadora y fan de los k-dramas.

“En una temprana simbiosis, cine y cómic se apoyaron mutuamente en el desarrollo simultáneo de fórmulas narrativas como los seriales de aventuras y, sobre todo, un profuso intercambio de personajes.”

Francisco Javier López Rodríguez, Univesidad de Sevilla,

 ¿Un balance poco ventajoso?

De las siete series que me he dispuesto a ver este año, aunque dos pertenece a los finales de 2014, solo una me ha dejado profundamente satisfecha, y otra bastante complacida.

Con las otras cinco, dos las he visto soportando una tremenda lucha de motivos donde ha vencido mi vieja costumbre de no dejar, salvo en caso extremo, filme, libros o series a la mitad…En cambio, con las tres restantes, ya sí he tenido que traicionarme a mí misma:  después del capítulo 4to o 6to, abandonar el campo, incluso cuando en ellas había actores y actrices que gozan de mi mayor estima.

Si aplicásemos la Ley de Sturgeon a esta muestra, podría decirse que no estamos mal, realmente una excelente y una muy buena, frente a dos regulares y tres malas…Todavía lo bueno es más del 10%. Y si la Ley dice que el 90% de todo lo que se genera creativamente es basura…2 de 7 es un buen balance.

Pero lo que ocurre es que mi selección no fue al azar. Fue basada en la experiencia previa de obras anteriores de actores y escritores, ratings de audiencias y sugerencias de amistades que ya habían pasado por esas… Si las que escogí, para minimizar el riesgo de malas elecciones, me dejaron esta impresión…¿cómo estarán las que muchas personas coinciden en decir que son prescindibles?

 

La historia con pies y cabeza…pero sin cuerpo.

Muchas series televisivas y filmes comerciales norteamericanos, salvo honrosas excepciones, se caracterizan por unos inicios de infarto, superatractivos e imaginativos… para luego ir cayendo en la más absoluta repetición de los clichés, con un desarrollo predecible, o en el otro caso, incoherente y completamente sin vínculos causales entre una temporada y otra, y hasta entre un capitulo y otro…bueno, a veces, hasta entre una escena y la que le sigue. Es como si captar la atención fuera suficiente, y el resto no importa: la masa de espectadores se mueve por inercia.

Pero para quienes no clasificamos como un espectador inercial, un buen desarrollo es primordial.

Esa parte de la historia, además, que todo guionista sabe que es donde se suda la camisa, hay qye pelarse los dedos y marcar el trasero en la silla frente a la máquina tras infinitas horas de trabajo.kdrama y webtoon 02

 Excelentes, buenas, regulares, y malas…como en cualquier producto, lo cierto es que la industria televisiva pone gran énfasis en fidelizar a las audiencias más que con un buena historia, con un monton de recursos de mercadeo extranarrativos.

 Imagen tomada del sitio: http://sincelular.com/ringtones-de-series-de-tv-gratis-para-tu-celular/

“Dado que los personajes ya están creados, gran parte del trabajo a partir de la adaptación exige la elección, el corte, y la combinación de caracteres. Una vez realizadas estas elecciones, el escritor tendrá que recurrir a las mismas habilidades necesarias para crear personajes originales.

Algunos personajes tendrán que ser reconstruidos y redefinidos”

Linda Seger.

Ah…aquellos k-dramas con fijador.

Es por ello que he extrañado a esos doramas que me hacían dudar un tanto en el capítulo inicial, preguntarme “¿Esto dará para 16, 20, 24 capítulos?”. Poder ver el primer episodio hoy, irme a dormir diciendo, “sigo mañana”. Volver mañana, ver el segundo…y pensar en que, tal vez, el fin de semana voy a continuar. Entonces, empezar a ver el tercero el viernes…y no levantarme hasta el sábado al medio día después de ver la serie entera, sin pegar un ojo, ni probar bocado, completamente subyugada por la historia.

Este año me ha hecho sentir la ausencia de Coffee Prince, Secret Garden…Extraño la transparencia narrativa de historias como My girlfriend is a gumiho o You are beautiful; la complejidad bien urdida y sólida de The moon that embraced the Sun, Chuno, I miss you, o Faith.  O los giros sentimentales de comedia a drama de Bad Couple o Capital Scandal. Fueran guiones originales, adaptaciones de novelas literaria o de comics, estas series como muchas, otras cuidaban minuciosamente su arco dramático y el desarrollo de sus tramas, aunque lo finales fueran más o menos felices.

dramasconfijadorCoffee Prince (MBC, 200);  Faith (SBS 2012), Gu Family book (MBC, 2013), Dream High (KBS 2011)…dramas de exquisita narrativa, con independencia de ser adaptaciones o guiones originales, nos hablan de una gama de talentosos escritores dentro de la industria televisiva de Corea del sur.

Si antes dejé una serie a la mitad, o no me gustó, no fue porque no me cumplió con lo que prometió al inicio, sino porque no tenía una tema que fuera de mi interés y desde el principio se advertía. Si la vi completa y no me gustó, ya saben, es por esa manía de no dejar series sin terminar, y no tengo nada que reprochar en lo personal, aunque como escritora puedo comprender sus fallos.

Pero lo que percibo en las últimas series es otra cosa. Es una intención de atrapar a cualquier precio. Con un buen gancho inicial y mucha publicidad ( incluido idol, actor/actriz del boom, y mucha gestión en redes sociales)…Pero personajes más que débiles (algo fatal para el romance) e historias que divagan, se enredan, pierden coherencia y se despeñan en finales incomprensibles.

“La vanidad de la adaptación consiste en creer que se puede evitar el duro trabajo narrativo eligiendo una obra literaria y convirtiéndola sencillamente en un guión. Eso casi nunca es así.”

Robert McKee

Unas de las razones que me atrevo a aventurar al respecto es la cantidad de dramas actuales que están partiendo de Webtoons/ o Webcomics. Pasar del estilo verboicónico del comic (llámese como se llame según el país) siempre es un reto, y no siempre se vence.

Y me dirán que las series siempre se basaron en su mayoría en comics, más bien en mangas o manhwas; y que muchas también se basaron en novelas por entrega…Es cierto, pero con las webtoon siento que suceden dos cosas diferentes a estos ejemplos anteriores. Les diré por qué.

kdrama y webtoon 03kdrama y webtoon 04

Goong-Palace (Educando a la princesa) (MBC, 2006) y City Hunter (SBS,2010) son ejemplos de dos dramas basados en comics o mangas, con temáticas muy diferentes pero con bastante acierto en la adaptación para la pantalla chica. Titulos ampliamente conocidos como Boys over flowers, Playful kiss, o Full House, entre muchos otros, también parten de una historieta base.

Dos aristas de un fenómeno inevitable.

La primera de estas cuestiones es que las webtoons son hechas fundamentalmente por aficionados (“Webtoon creators can be students, housekeepers, office workers.” https://en.wikipedia.org/wiki/Webtoon). Un manga o manhwa que se publica, edita y distribuye pagado, es trabajo de profesionales (aunque también existen buenos hechos por aficionados). Y sin demeritar el gran talento de los fans para crear buenas historias, debo repetir que si algo es difícil de conseguir en un guión, incluso para los más grandes profesionales, es el DESARROLLO. Ese gran terreno que está entre los dos extremos del país llamado HISTORIA, y que tenemos que atravesar por muchas horas. No cualquiera consigue hacer ese viaje atractivo. Para lograrlo hay que preparar el viaje, no solo lanzarse con mucho entusiasmo a la conquista. Hace falta un gran trabajo previo de construcción del universo, los personajes, los motivos, los pasados, muchos de los cuales, se quedarán solo en notas, nunca se usarán para una escena propiamente. Pero estarán soportando la coherencia y la calidad de su contenido.

La segunda situación es que una webtoon que se hace famosa y gana fans es un arma de doble filo. Sabes que te van a seguir por cualquier formato, y si hay consumidores, hay dinero…Pero, ojo, eso también va a limitar cuando quiera el guionista adaptador/director, cambiar algo que te parece incoherente, desechar un personaje por vacuo o modificar el final de la historia. ¿Te dejarían los productores? ¿Se arriesgarían a cambiar algo cuando se supone que ya la historia ha sido testada y probadamente exitosa? Y, sobre todo, ¿te dejará el creador de la webtoon? Ese que es ahora tan famoso, con tantos seguidores, con tantos likes, con tantos shared de su trabajo…¿aceptará que un guionista adaptador cuyo nombre ningún fan consigue recordar, cambie una escena de su “famosa” creación?  Si han visto lo que ha sucedido este año 2015 con algunos autores de webtoon, supongo que ya saben la respuesta.

kdrama y webtoon 05

Desde el año 2013 hasta el presente son cada vez más los dramas coreanos que resultan adaptaciones de webcomic o webtoons. Entre ellos Miseang (TVN, 2014), Flower boys next door (TVN, 2013), The girl who can see smells (SBS, 2015) y Hyde, Jekyll, me (SBS, 2015). Las adaptaciones, sin embargo, pasan por un proceso de reinvención necesaria que tal vez exija más profundización en las tramas y psicologías de sus personajes.

No es que no crea que una webtoon puede adaptarse, ser magnifica y conseguir cautivar de principio a fin a los espectadores de un drama televisivo; pero antes, los creadores tienen que conseguir un trabajo de adaptación que respete y considere las reglas de cada lenguaje. Misaeng, podría ser un ejemplo a citar…pero, recordemos que el señor Yoon Tae-ho, más conocido como uno de los lideres actuales de los webtooners, es un profesional del manhwa desde 1993, alguien que como expone su biografía en Wikipedia “…he put more emphasis on storylines rather than the details of the drawings”.

kdrama y webtoon 07

Miseang, un drama trasmitido por TVN a finales de 2014, basado en la webtoon homónima de Yoon Tae-ho y adaptado por Jung Yoon-jung, conquistó premios de Mejor director, Mejor actor y Mejor actor novel, en la 51 edición de los Baeksang Art Awards del 2015.

“…los cambios y modificaciones de las historias no deben ser vistos como “ataques” o “desvirtuaciones” de la obra original sino como transformaciones necesarias que vienen a enriquecer, profundizar, comentar o matizar aspectos de la obra adaptada.”

Francisco Javier López Rodriguez

Tres condiciones para una buena historia.

Para mí, una buena historia para el audiovisual tiene que ser en primer lugar cautivadora, claro está, pero en segundo lugar tiene que ser coherente, coherente consigo sí misma; y en tercer término, para mi gusto muy personal, tiene que ser sabia y dejarme una ganancia espiritual. Esta sabiduría no radica en que los personajes sean genios o que el tema sea de muy alto vuelo científico, sino en aquella metáfora de la verdad de la vida que el guionista ha logrado atrapar y los realizadores han conseguido hacerte llegar.  Por espiritual no me refiero a una cuestión mística o religiosa, sino a ese efecto de disfrute-reflexión interior que cualquier obra memorable nos deja cuando termina.

Es eso lo que he buscado y hallado con más frecuencia que en otros lugares en el cine y la televisión asiática en general, y coreana en particular.  Espero poder seguirlo hallando.

Y espero poder seguir pensando como apunta Robert Mckee, ese maestro de la narrativa audiovisual en su libro, biblia de cualquier creador de historias, que es “El guión. Sustancia, estructura, estilo y principios de la escritura de guiones”.

“…las obras asiáticas viajan ahora por toda América del Norte y el resto del mundo, conmoviendo y deleitando a millones de personas, convirtiéndose en el centro de atención internacional con facilidad por una razón: los realizadores asiáticos narran historias maravillosas. En lugar de convertir a los distribuidores en chivos expiatorios, los realizadores que no trabajan en Hollywood harían bien mirando hacia Oriente, donde los artistas poseen la pasión de contar historias y el arte de narrarlas con belleza.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s